UN CAFÉ Y UNA MAGDALENA, POR FAVOR

En el día a día de los celíacos, nos encontramos en situaciones donde vemos que nuestra enfermedad nos condiciona y nos obliga a ser previsibles. Pero no siempre sirve esta previsión, porque como cualquier persona, también nos encontramos en situaciones que no esperábamos. Por ejemplo, vamos a hacer unas gestiones y pensamos que a la hora del desayuno ya habremos vuelto a casa o a nuestro centro de trabajo donde nos espera nuestro desayuno (que ya habíamos previsto), pero por circunstancias nos encontramos que el desayuno deberá ser en alguna cafetería. Cualquier persona puede improvisar, pero los celíacos nos quedamos sin desayuno porque no hay oferta de productos envasados de bollería sin gluten en la mayoría de cafeterías. Y digo envasados porque en cualquier cafetería, la mayoría de productos son con gluten y por lo tanto habría contaminación cruzada, y la única forma de evitarla es sirviendo bollería envasada.

 

Cuando vamos a hacernos una analítica, siempre tenemos que llevar algo en el bolso para poder comer cuando salgamos, porque sabemos que no encontraremos nada apto para nosotros.

 

Recientemente, la Asociación de Celíacos de Cataluña, ha iniciado un proyecto llamado Espacio Oferta Sin Gluten. Se trata de encontrar establecimientos, como cafeterías, donde se encuentren productos de bollería sin gluten envasados, de manera que no haya manipulación y por tanto no haya riesgo de contaminación cruzada.

 

Este proyecto ayudará mucho al colectivo celíaco y normalizará nuestro día a día de una manera muy significativa, tanto en situaciones de necesidad como he dicho antes, como en momentos de nuestra vida social donde nos podemos encontrar con amigos y querer desayunar o merendar juntos, situación hoy por hoy limitada a todos nosotros.

 

Y es que pensándolo bien, la petición que hacemos no es tan complicada. En el mercado hay infinidad de productos sin gluten envasados en formatos individuales. Esto supone cero manipulación y cero formación por parte del personal de los establecimientos.

 

En las cafeterías, cada vez es más común encontrar bebidas de soja, de arroz, de avena, leche sin lactosa, descremada, azúcar, edulcorantes, diferentes licores para hacer carajillos, café con cafeína, descafeinado, decenas de tipos de infusiones , etc ... hay infinidad de opciones para multitud de público, cada uno con sus necesidades o simplemente con sus gustos. Excepto parr los celíacos, un colectivo que desgraciadamente va in crescendo cada día.